Plano medio, blanco y negro. Modelo con el pelo rapado y tatuaje de tela de araña en el codo.

Plano medio, blanco y negro. Modelo con el pelo rapado y tatuaje de tela de araña en el codo.
(c) Alois Glogar

Este verano, Ana, Wünderbar, peleó, como lo que siempre ha sido, como una luchadora, contra un tumor que parecía benigno y acabo no siéndolo. Sus amigos intentamos pelear a su lado… pero estas peleas se libran en soledad. 

Sientes el calor de quien te quiere mientras ofreces resistencia, pero no hay más golpes que los tuyos y no hay mas dolor que el tuyo… Intentamos estar a su lado, estuvimos a su lado, hicimos lo que pudimos… pero fue desde fuera. 

Al final Ana se vio superada por un enemigo formidable, incansable, tenaz, persistente… a la postre invencible. 

Podemos decir lo que queramos, llorar de mil maneras, escribir lo que fue, significo y aportó… Pero Ana ya no volverá a estar entre nosotros. 

Solo nos queda, como dice la canción:

“Marineros del destierro:

No dejéis de navegar.

Por los que se fueron pero están.

 

 

¿Quieres estar al tanto de las novedades de la web? ¡Suscríbete a la newsletter y no te perderás ninguna!
 

 

Y no te preocupes por el spam... A mí me gusta tan poco como a tí.

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notify of
guest
2 Comments
más viejo
más nuevo más votado
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] verano, desgraciadamente, alguien querido perdió su pelea con un tumor que, de entrada, era benigno. Pero la ubicación dificultaba tanto el […]

trackback

[…] verano, desgraciadamente, alguien querido perdió su pelea con un tumor que, de entrada, era benigno. Pero la ubicación dificultaba tanto el […]

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x